Home - Familia - Aguas termales

Aguas termales

Dra. Núria Casamitjana
Facebook Twitter linkedin google+

El agua es esencial para la vida. Podríamos sobrevivir durante semanas sin comer, pero no sin beber agua. Además, el ser humano ha usado el agua para cuidar de su salud, y las curas con agua han adoptado innumerables formas. Así, desde el principio el agua procedente de fuentes termales y el agua salada del mar han sido las más utilizadas.

En el siglo XIX, muchas poblaciones europeas se hicieron famosas por sus aguas o por los métodos concretos que aplicaban. Recientemente ha vuelto a crecer el interés por el agua y sus propiedades, siendo la cura balnearia una opción terapéutica valiosa, de forma única en algunos casos o como agente coadyuvante en otros.

Una característica del agua que la hace especial es su densidad, que permite la flotación, protegiendo asimismo al cuerpo de las lesiones que en tierra es más fácil que se produzcan. En el agua, el cuerpo debe soportar menos peso, y los mismos movimientos requieren un menor esfuerzo. Por eso, nadar es una de las formas de ejercicio aeróbico más beneficiosas, además de más seguras, siendo particularmente aconsejable para los que presentan problemas en las articulaciones. Asimismo, el simple hecho de sumergirse ya tiene una acción calmante.



 

juegos y recortables

 

Uy, ¡cómo pican las abejas !

Jugar