Home Familia Plantas sedantes

Plantas sedantes

Ma José Alonso. Farmacèutica
Facebook Twitter linkedin google+

El nerviosismo es una alteración emocional que afecta al sistema nervioso y cuyos síntomas más frecuentes son irritabilidad, impaciencia e inquietud, pero también trastornos del sueño, sensación de fatiga, dolor de cabeza e, incluso, trastornos alimentarios, como falta de apetito o la necesidad imperiosa de "picar" continuamente.

Generalmente, se trata de una reacción ante situaciones concretas de la vida diaria que causan preocupación, miedo o impaciencia, como aquellas en que no nos sentimos seguros, o conflictos personales, familiares o laborales. Existen también otras causas que pueden ser origen de un estado nervioso, desde un simple déficit de vitamina B12 hasta una enfermedad de la cual el nerviosismo puede ser un síntoma, como en el caso de la ansiedad, el estrés, la depresión o enfermedades orgánicas como el hipertiroidismo. En cualquier caso, un estado de nerviosismo que se alarga en el tiempo y no obedece a una causa emocional concreta debe ser siempre motivo de consulta con el médico.



 

 

¡Un moco que quiere jugar contigo! ;-)

Jugar