Home - Familia - Resfriados con complicaciones

Resfriados con complicaciones

Mercè Barau. Farmacèutica
Facebook Twitter linkedin google+

Tanto el resfriado como la gripe son enfermedades víricas que normalmente se curan sin tratamiento. Un resfriado común desaparece en tres o cuatro días y una gripe no suele durar más de una semana, sobre todo si la persona que la sufre no es fumadora.

Los medicamentos que tomamos habitualmente sirven para reducir las molestias como el dolor de cabeza, la fiebre, la congestión nasal o la tos. No obstante, si alguno de estos síntomas continúa después de una semana de tratamiento debemos comentarlo con el médico o el farmacéutico. Si estamos siguiendo un tratamiento para esta enfermedad o para cualquier otra patología y hemos de iniciar un nuevo tratamiento, es necesario que lo consultemos con el médico o el farmacéutico.


2. Si aparecen complicaciones es necesario ir al médico

Junto con el resfriado pueden aparecer otras complicaciones, generalmente relacionadas con las sobreinfecciones bacterianas como pueden ser la otitis media aguda, la sinusitis, la bronquitis, la neumonía o la conjuntivitis. En estos casos es necesario ir al médico para que realice un diagnóstico y nos diga cuál es el tratamiento más adecuado.

Existen unos síntomas de alarma que nos indican la posibilidad de estar sufriendo complicaciones y que, en caso de aparecer, deben consultarse con el médico. Sería el caso, por ejemplo, de una fiebre muy alta que no baja con los medicamentos antitérmicos. También el dolor de oído puede avisarnos de la posibilidad de otitis, y un dolor de cabeza frontal intenso que empeora al inclinarnos, o dolor en los senos nasales, pueden señalarnos la posibilidad de sinusitis.

Si aparecen placas de pus en la garganta, con dificultad para hablar, y tos con esputo purulento o sanguinolento, también debe visitarse al médico, así como en el caso de dolor y opresión torácica, dificultades en la respiración o si se observa que la enfermedad no mejora, o incluso empeora, en tres o cuatro días.


3. Prevenir las complicaciones

Para evitar complicaciones debemos ser cautos con los resfriados, es conveniente hacer el máximo reposo, evitar coger frío, beber más líquidos y seguir una buena alimentación a base de caldos, zumos de naranja y alimentos de fácil digestión.

En el caso de que los resfriados aparezcan de forma repetitiva con una rinitis molesta, existe la posibilidad de que no se trate de una infección, sino de una alergia.

Por último, debe tenerse en cuenta que utilizar antibióticos para prevenir complicaciones puede crear problemas de resistencias en cuyo caso el medicamento no será efectivo cuando de verdad se necesite.


4. Consejos

  • Si está embarazada o en período de lactancia, no se automedique, consulte antes con su farmacéutico.
  • Utilizar antibióticos para prevenir complicaciones puede crear problemas de resistencias en cuyo caso el medicamento no será efectivo cuando de verdad se necesite.
 

juegos y recortables

 

Uy, ¡cómo pican las abejas !

Jugar