Home - Familia - Botiquín de invierno

Botiquín de invierno

Maria Assumpció Roset. Farmacèutica
Facebook Twitter linkedin google+

 

 

 

 

Con la llegada de los meses de invierno se presentan problemas de salud relacionados con el frío. Las bajas temperaturas propician la aparición de resfriados, estados gripales y sequedad de la piel, entre otros. Aunque normalmente el cuerpo los resuelve por sí mismo, es importante no dejar de tratar los síntomas que se manifiestan repentinamente, para paliar el malestar que producen y evitar posibles complicaciones a  medio o largo plazo.

 

 

 

El botiquín personal o familiar, el que contiene la medicación crónica de la familia y aquellos medicamentos habituales para atender una urgencia que no necesita atención médica, debe prepararse también para poder tratar los trastornos menores que puedan aparecer en invierno.

 

 

 

La fiebre, la tos, la mucosidad, la congestión nasal, la rinorrea, la irritación de la garganta, el lagrimeo de los ojos, el malestar general o la aparición de grietas en la piel por agresión del aire frío, son síntomas molestos que suelen aliviarse con algunos medicamentos, que pueden formar parte del botiquín. Estos medicamentos deben ser administrados de manera responsable, bajo el consejo del farmacéutico o que hayan sido prescritos por el médico para atender una situación de trastorno menor de salud.

 

 

 



 

juegos y recortables

 

Uy, ¡cómo pican las abejas !

Jugar