Home El medicamento Medicamentos. Cómo tomarlos

Medicamentos. Cómo tomarlos

Centre d'Informació del Medicament
Facebook Twitter linkedin google+

Es importante tomar los medicamentos exactamente como nos han indicado. Debe cumplirse el tratamiento

Si estamos bien informados de la enfermedad y del tratamiento a seguir, estaremos más mentalizados en cumplir el tratamiento, si queremos obtener el beneficio de la salud.
Es decir, si sabemos para qué tomamos aquellos medicamentos, será más fácil ponerse bueno.

Por tanto, tenemos que tomar los medicamentos tal y como nos indica el médico. Sin saltarse ninguna toma, y exactamente durante los días que dice el médico, ni un día más ni un día menos.

  • Medicamentos que sólo se toman una vez al día
    Será importante que se tomen cada día a la misma hora, así no será tan fácil olvidarse de tomarlos.
  • Antibióticos
    Hay que respetar las horas que indica el médico (cada 8 h. o bien cada 12 h.). Y respetar la duración del tratamiento, no dejar de tomar los medicamentos antes de tiempo; aunque algunos síntomas hayan desaparecido y os encontréis mejor, continuad las tomas según las instrucciones.Si se acortan los días de tratamiento, algunos microbios pueden sobrevivir y haceros recaer en la enfermedad.
  • Medicamentos para el dolor o analgésicos
    En este caso, el médico nos dice que los tomemos sólo en caso de dolor (dolor de cabeza, dolor de muela, etc.).
    No abusaremos de ellos y, si tenemos que repetir (porque vuelve el dolor), tendremos en cuenta un mínimo de horas entre toma y toma, que nos aconsejará el médico o el farmacéutico.


2. El horario del medicamento y de las comidas

Habrá que tener en cuenta el horario del medicamento y el horario de las comidas
Para un buen cumplimiento del tratamiento tendremos en cuenta el horario del medicamento y el horario de la comida.


A. A veces el médico nos dice:
"Esto lo tomará durante la comida".
Quiere decir que hay que comer algo.
Durante la comida o inmediatamente después de comer, es igual. Esto se hace para evitar molestias de estómago.

B. Otras veces el médico nos dice:
"Tómelo fuera de las comidas".
Quiere decir que tiene que estar el estómago vacío.

Tomaremos los medicamentos una hora antes de comer o dos horas después. Esto se hace para que los alimentos no impidan el paso de los medicamentos a la sangre, ya que entonces no harían tanto efecto.

Si se tiene que tomar el medicamento fuera de la comida siempre lo haremos sólo con agua (comprimidos, cápsulas, gotas, sobres, etc.), nunca con leche o zumos.

Hay medicamentos que tienen interacciones con algunos alimentos y bebidas: el alcohol puede hacer aumentar o disminuir la acción de algunos medicamentos.

Es especialmente recomendable no tomar bebidas alcohólicas ni siquiera en cantidades pequeñas, juntamente con medicamentos que puedan reducir la atención y los reflejos (como tranquilizantes, medicamentos contra el mareo, la alergia, algunos del resfriado, etc.) porque se potencian los efectos de ambas sustancias. Hay que tener esto muy presente, sobre todo en personas que utilicen máquinas o que tengan que conducir.

Leche y queso pueden hacer que algunos antibióticos pierdan su efecto, por ejemplo, las tetraciclinas.


3. En caso de olvidar una toma

Si ha pasado poco rato, se puede tomar. Pero si falta ya poco para la toma siguiente, esperaremos la hora de la próxima toma, pero no doblaremos la dosis para compensar el olvido.

En caso de duda, vale más consultar con el médico o farmacéutico ya que la solución es diferente según el medicamento y la enfermedad de que se trate.

Y en caso de no poder consultar, es mejor no tomarla.


4. Efectos secundarios y/o intoxicaciones

Puede darse el caso de que algún medicamento nos produzca algún tipo de molestia, incluso alergia.
La mayoría de los efectos secundarios se presentan durante los primeros días de tratamiento y después desaparecen.

En todo momento, informaremos al médico o al farmacéutico, los cuales valorarán la importancia del caso y nos aconsejarán sobre qué hacer en estas circunstancias.


5. Consultad al médico o farmacéutico

Una consulta a tiempo, y más en temas de salud, nos puede evitar algún riesgo innecesario.

El diálogo paciente-farmacéutico puede ser de gran utilidad, en primer lugar para conocer mejor el problema y descartar su posible gravedad (que el paciente puede ignorar); también es útil para profundizar en el resto de medicación que aquella persona está tomando.

Con diálogo, es más fácil dar un buen consejo.


6. Después de tomar un medicamento

  • Cerrad correctamente el frasco, para evitar una posible contaminación.
  • Conservad el medicamento en el envase original, con la finalidad de poderlo identificar en todo momento.
  • Protegedlo del calor, la humedad y la luz directa. Un lugar fresco y seco para guardarlo.
  • No guardar el resto de medicamentos después de un tratamiento. Aparte de que quedan excesivamente llenos los botiquines de nuestra casa, existe el peligro de que, pasado un tiempo, olvidemos incluso para qué utilizábamos aquel medicamento, y lo más grave es que lo lleguemos a confundir con otro.
  • En las farmacias hay unos contenedores especiales para depositar todos aquellos medicamentos caducados o bien los que ya no se utilizan.
  • No tiréis los medicamentos a la basura, llevadlos a la farmacia.
  • Esta recogida centralizada en las farmacias tiene la finalidad de poder reunir todos los medicamentos caducados, y es el ayuntamiento el que se encarga de recogerlos y destruirlos sin contaminar el medio ambiente.
  • No dejéis los medicamentos al alcance de los niños.
 

 

¡Un moco que quiere jugar contigo! ;-)

Jugar